¿Qué es un curetaje dental y para qué sirve? | Domus Dental

La placa bacteriana es una película invisible compuesta por bacterias y restos de alimentos que se forma en los dientes y en las encías. Una de las mejores maneras de eliminarla es por medio de un curetaje dental. Pero, ¿sabes qué es un curetaje dental y para qué sirve? En este artículo, te lo contamos.

Si no se elimina la placa bacteriana, se convierte en sarro. El sarro se endurece y crea el hábitat perfecto para nuevas bacterias que erosionan el esmalte dental, provocan caries e irritan las encías. Tan solo es el primer paso para la inflamación y el sangrado, síntomas de la gingivitis y la periodontitis.

¿Qué es el curetaje?

El curetaje dental es un procedimiento odontológico con el que tratamos y prevenimos las enfermedades periodontales. Durante este proceso, empleamos instrumentos especiales (curetas) para eliminar el sarro, la placa y las bacterias acumuladas en las superficies de las encías y las raíces de los dientes.

Que es un curetaje dental y para que sirve

El curetaje dental ayuda a reducir la inflamación, detener el avance de la enfermedad periodontal y curar las encías. Por tanto, se trata de un procedimiento fundamental para mantener una buena salud bucal. No en vano, de no tratar tu enfermedad periodontal puedes perder tus piezas dentales con el tiempo.

¿Cuándo es necesario realizar uno?

Una vez que sabes qué es el curetaje dental, veamos para qué sirve. Como venimos comentando, el curetaje dental es necesario cuando la acumulación de placa y sarro en las encías y las raíces de los dientes provoca una enfermedad periodontal. De hecho, con esta tarea limpiamos en profundidad las bolsas periodontales y eliminamos el tejido inflamado y las bacterias que causan la infección.

También es muy recomendable cuando el sangrado y la inflamación de las encías es persistente, hay mal aliento o se forman bolsas profundas alrededor de los dientes. En Domus Dental, evaluamos la necesidad de este procedimiento mediante pruebas y radiografías.

¿Cuál es el tratamiento a seguir?

El tratamiento del curetaje dental, por lo general, se realiza en dos fases:

  1. Curetaje supragingival. Limpiamos las superficies visibles de los dientes para eliminar el sarro y la placa superficial.
  2. Curetaje subgingival. Limpiamos las raíces de los dientes y alisamos la superficie radicular para permitir que las encías se adhieran nuevamente.

Un tratamiento con el que buscamos restaurar la salud gingival y prevenir el avance de la enfermedad periodontal.

Que es un curetaje dental y cuando es necesario

¿Cada cuánto hay que hacerse un curetaje?

En Domus Dental, recomendamos llevar a cabo un curetaje dental cada 6 o 12 meses. Aunque todo ello dependerá de las necesidades específicas e individuales de cada paciente.

El tiempo de realización de un curetaje dental irá en función de una serie de factores:

  • La salud bucal previa.
  • La genética.
  • La higiene oral.
  • La presencia de enfermedades periodontales.

Los pacientes con un historial de acumulación rápida de placa y sarro o que sean propensos a la gingivitis o periodontitis, necesitarán de un curetaje dental más frecuente. En cambio, aquellos con una higiene dental más óptima y una menor predisposición a problemas periodontales, no requerirán de este procedimiento de forma tan periódica.

El objetivo del curetaje dental es siempre eliminar el sarro y la placa acumulados en zonas difíciles de alcanzar con el cepillado habitual. Un proceso que ayuda a prevenir problemas más graves. Sobre todo en los casos en los que hay riesgo de perder parte del hueso y los dientes debido a una enfermedad en las encías.

Pide cita en Domus Dental y evaluaremos si necesitas este tratamiento.