¿QUE ES LA ORTODONCIA?

Todo lo que necesitas saber sobre la ortodoncia

El término ortodoncia está cada vez más extendido dentro de la sociedad. Sin embargo, en muchas ocasiones no se tiene el conocimiento suficiente para saber lo que es. Esto hace que exista una serie de ideas preconcebidas cuyas consecuencias pueden ser fatales para la salud bucal.

¿QUÉ ES LA ORTODONCIA?

En esencia, la ortodoncia, es una especialidad perteneciente a la odontología. Esta especialidad se encarga de la corrección de los dientes en relación a sus estructuras óseas.

El diagnóstico se basa en una serie de registros que nos permiten desarrollar el plan de tratamiento a seguir. Asimismo la alta especialización de nuestros profesionales y la exigencia de perfección por parte de éstos dan como resultado unos tratamientos con una alta fiabilidad en cuando a la consecución de los resultados.

¿CÓMO SE PUEDE SABER SI SE NECESITA ORTODONCIA?

Este es un aspecto clave. Solo el especialista, el ortodoncista en este caso, tiene a su alcance los medios necesarios para determinar este extremo. Entre los medios que posee se pueden incluir los siguientes.

  • Radiografías
  • Moldes de yeso
  • El estudio de la mordida
  • Fotografías.

A partir de ahí no solo se podrá determinar si una persona necesita ortodoncia sino que, al mismo tiempo, se puede determinar qué tipo de ortodoncia requiere. Y es que cada caso necesita una solución que se ajuste a esas necesidades concretas.

LOS BRACKETS COMO  SOLUCIÓN 

Los brackets son un sistema en el que se apoya la ortodoncia para corregir la mordida defectuosa. Esta mordida anormal es la consecuencia de tener los dientes en una mala posición, los cuales, pueden aparecer amontonados o con una excesiva separación entre ellos.

Las consecuencias de no tratar este problema pueden ser muchas y muy variadas.

  • Enfermedades en las encías.
  • Pérdida de dientes prematura.
  • Habla defectuosa.
  • Desgaste del esmalte dental.
  • Caries.
  • Problemas funcionales
  • Con el paso del tiempo se han desarrollado diferentes técnicas de brackets. El objetivo no es otro que tratar de la mejor forma posible las necesidades del paciente.

BRACKETS METÁLICOS

Los brackets metálicos han sido la solución más utilizada hasta hace unos años en los casos de mordida defectuosa.

Si bien es cierto que no es la solución más estética, pero nos permite solucionar problemas como:

  • Reducción, hasta cerrar por completo, del espacio que hay entre los dientes.
  • Tratamiento de dientes torcidos bien por accidente o bien de nacimiento.
  • Corrección de la posición excesivamente pronunciada de los dientes superiores.

A todo esto hay que añadir que el soporte que se incluye en los dientes permite a los brackets trabajar de manera continua por lo que el tratamiento es muy eficaz, desde todo punto de vista.

INVISALIGN

Con el paso del tiempo se ha observado que los pacientes no solo buscan un buen resultado sino que también buscan una solución que sea lo más estética posible. Esto ha hecho que se desarrolle la ortodoncia Invisalign.

Este sistema permite realizar el tratamiento específico de una manera muy eficaz al mismo tiempo que permanecen prácticamente invisibles a simple vista.

Entre las ventajas que se le pueden achacar a este sistema de ortodoncia encontramos dos que no se dan en los metálicos y que son las que, en muchos casos, marcan la diferencia.

  • Es un tratamiento que se puede aplicar tanto a niños como a adultos.
  • Permite que la autoestima del paciente no se vea dañado.

ORTODONCIA QUIRÚRGICA

No obstante, en determinados casos, los sistemas anteriormente mencionados no son suficientes. Es entonces cuando la ortodoncia+ cirugía ortognática entra en escena. Esta planificación de tratamiento se realiza en aquellas personas cuyo crecimiento ya no existe y tienen una mordida alterada así como en aquellas en las que se sufra algún tipo de trastorno estético.

El punto de partida es un periodo de tiempo que puede oscilar entre los 6 y los 18 meses. En este periodo de tiempo, con algún tipo de bracket, se comenzará a corregir la posición de los dientes. Una vez finalizado este periodo, y una vez que el especialista ha evaluado el progreso del paciente, se procederá a la intervención propiamente dicha.

En esta intervención se terminará de corregir la posición de los maxilares haciendo que los dientes encajen por completo en su sitio. Los resultados que se están obteniendo a día de hoy son plenamente satisfactorios por lo que es un método que en el caso en el que haya que descartar los anteriores, es altamente recomendado.