Domus Dental

El hueso dental es el tejido óseo que rodea y protege a los dientes en la mandíbula y el maxilar. Su principal función es la de sostener y mantener los dientes en su lugar, permitiendo a su vez que puedan realizar las tareas habituales de masticación y fonación. De ahí la importancia de tratar cualquier trastorno que tenga que ver con la pérdida del hueso dental.

El hueso dental se encarga también de ayudar a proteger los nervios y los vasos sanguíneos que se encuentran en la mandíbula y el maxilar. La pérdida del mismo puede conllevar problemas tales como la movilidad dental e incluso la prematura aparición de arrugas faciales.

¿Qué es la pérdida del hueso dental?

La pérdida de hueso en los dientes, también conocida como reabsorción ósea, es un proceso por el cual el hueso que rodea y sostiene los dientes se desgasta y se reduce. Un trastorno que puede ocurrir debido a varios factores, que veremos a continuación, y que causa problemas estéticos en el rostro (apariencia de vejez prematura) y problemas funcionales como la dificultad para masticar o para hablar.

Qué es la pérdida del hueso dental

Si esta pérdida no se trata de forma urgente y médica, puede acarrear en poco tiempo la pérdida de piezas dentales y la necesidad de iniciar un tratamiento mucho más costoso. Así pues, es muy importante detectar este problema a tiempo para prevenir la progresión de la enfermedad en los dientes.

¿Por qué se produce la pérdida del hueso dental?

La pérdida del hueso dental puede ser causada por diversos factores. El más habitual es la presencia de una enfermedad periodontal o enfermedad de las encías. Un trastorno que se produce cuando la placa bacteriana se acumula en la línea de las encías causando inflamación y la consiguiente pérdida de hueso en los dientes.

Otra causa común es la falta de una higiene bucal adecuada. La ausencia de la misma va a permitir que la placa y el sarro se concentren en los dientes y causen una enfermedad periodontal.

Hay otros factores que también provocan la pérdida del hueso dental:

  • El tabaquismo. Se reduce el flujo sanguíneo en las encías y se aumenta la inflamación.
  • Falta de tratamiento dental regular. Provoca que una posible enfermedad periodontal progrese y cause la pérdida del hueso.
  • Enfermedades sistémicas como la diabetes o el cáncer.
  • El uso de medicamentos que pueden afectar a la salud de las encías.

¿Cómo solucionar la pérdida de hueso en los dientes?

La mejor forma de solucionar este problema será acudiendo a nuestra clínica de Domus Dental. En ella contamos con los mejores tratamientos para solucionar cualquier trastorno bucodental que presentes. Somos especialistas en periodoncia, cirugía oral, estética dental, ortodoncia, endodoncia, implantes dentales, empastes y ortopedia infantil.

Cómo solucionar la pérdida de hueso en los dientes

Con más de 20 años de experiencia, te brindamos siempre el tratamiento más adecuado para ti sin esperas y sin dolor. Pide cita en nuestra clínica para que podamos realizar un análisis profesional previo. Una primera cita que, por otra parte, es totalmente gratuita. A partir de dicho análisis es cuando vamos a poder realizar el mejor diagnóstico y el tratamiento más óptimo para tu problema.

En nuestro centro dental en A Coruña somos especialistas en hacerte sentir bien y mejorar notablemente tu calidad de vida.

Consejos para prevenir la pérdida del hueso

La prevención de la pérdida del hueso dental es una tarea que debes llevar a cabo para mantener una óptima salud bucal. Aquí te mostramos algunos consejos que puedes poner en práctica de forma sencilla:

  • Cepillado regular y uso de hilo dental. El cepillado regular con un cepillo de dientes suave y el uso de hilo dental ayudan a prevenir la acumulación de placa y sarro.
  • Visita periódica al dentista. Una revisión dental ayuda a detectar y tratar de forma temprana cualquier problema que pueda derivar en una pérdida ósea.
  • Controlar ciertas enfermedades. La diabetes puede aumentar el riesgo de pérdida dental, por lo que es importante controlar la enfermedad y seguir las recomendaciones de tu dentista.
  • Evitar el tabaco y el alcohol. El tabaquismo y el alcoholismo aumentan los riesgos de pérdida de hueso en los dientes.
  • Dieta rica en calcio. Tomar con regularidad alimentos ricos en calcio y vitamina D ayuda a fortalecer los dientes y huesos.
RESPETAMOS TU PRIVACIDAD
Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, personalizar contenido y mostrar anuncios relevantes. Al hacer clic en "Aceptar todo", aceptas el uso de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.y configurar tus preferencias pulsando en "Configurar cookies"