Los dientes: forma y función

Los dientes son unas estructuras anatómica situadas en la cavidad oral. Tienen un papel fundamental en la nutrición y en la fonación.

Aunque no debemos olvidar su importancia social. Una sonrisa bonita es una de las claves de un rostro atractivo.

Para participar en el  proceso de masticación cada diente tiene una estructura anatómica específica que le permite realizar su función.

Es importante saber que los niños presentan un total de 20 dientes, y  una vez erupcionan los dientes definitivos tendremos 32 piezas dentales.

Clasificación de los dientes

Podemos clasificar los dientes en: incisivos, caninos, premolares y molares.

  • DIENTES INCISIVOS: tenemos un total de 8 dientes incisivos. Cuatro superiores y cuatro inferiores y son los que más se ven al sonreír ya que se  localizan en la parte delantera de la boca. Su principal función es cortar los alimentos y por su forma es similar a la de una zona incisal (borde del diente) estrecha y afilada.
  • DIENTES CANINOS: están colocados al lado de los incisivos. En total son 4, dos arriba y dos abajo. También se conocen como colmillos y su función es desgarrar los alimentos, por lo que su forma simula a un cono y terminan en punta.
  • DIENTES PREMOLARES: seguidos de los caninos y antes de los molares. Hay un total de 8 premolares: cuatro arriba y cuatro abajo, situándose dos a cada lado de cada canino. Ayudan a los caninos a desgarrar y triturar los alimentos, y solo existen en la dentición definitiva.
  • DIENTES MOLARES: situados después de los premolares, tenemos un total de 12 molares en la boca adulta, seis arriba y seis abajo (situándose tres a cada lado). Su principal función es la de moler los alimentos y anatómicamente destacan por ser las piezas dentales más anchas y grandes de toda la dentadura. Esta función hace que sean las piezas más afectadas por caries.

Artículo elaborado por el Dr. Pablo González Esmorís

Otros artículos Domusdental