¿Que es la periodoncia?

La enfermedad más común en el ser humano es la periodontitis, conocida antiguamente como la piorrea.  Esto hace de la periodoncia uno de los pilares fundamentales en cuanto a salud bucodental se refiere.

La periodontitis es la enfermedad que afecta al periodonto, que son los tejidos de soporte adyacentes al diente y pasa por diferentes fases.

En su estadio inicial se manifiesta con un enrojecimiento de la encía que conocemos como gingivitis, cuya sintomatología es el sangrado de encías. Una apreciación muy recurrente por parte del paciente es comentar que cuando se cepilla la boca nota que le sangran las encías, o que no utilizan el hilo o cinta dental debido a que les molesta  y a que la encía les sangra al usarlo. Ese sangrado puede no hacerse evidente si hablamos de pacientes fumadores por ejemplo donde la sintomatología quedaría enmascarada y si no se someten a revisiones periódicas la enfermedad puede ser diagnosticada en su estadio mas grave. La gingivitis una vez diagnosticada es reversible.

Con el tiempo esta gingivitis no tratada degenera en la periodontitis que puede provocar la pérdida de los dientes. Ya que además de verse afectada la encía que es el tejido de protección del diente, la infección por bacterias hace que también se vea afectado el tejido de inserción que es el hueso alveolar (el lecho donde esta insertado el diente) por lo que aparece la movilidad dental. Esta movilidad hace que el pronóstico de supervivencia del diente se vea mermado.  

La periodontitis es una enfermedad de evolución crónica con un componente hereditario importante. Si alguno de los progenitores la sufre es muy posible que alguno de sus hijos también, de ahí la importancia de un diagnóstico precoz.

En nuestra clínica disponemos de todos los recursos necesarios para su diagnóstico, estudio y tratamiento.  

Una vez diagnosticado el grado de la enfermedad se enfoca el plan de tratamiento adaptado al paciente. Es primordial reducir la carga de bacterias a través de un tratamiento desinflamatorio y después reevaluar mediante controles periódicos. En algúnos pacientes es necesario realizar una pequeña cirugía periodontal de acceso para facilitar la higienización de esas áreas. Es importante la implicación de éste en el propio tratamiento ya que cuanto más efectiva sea su higiene bucal el éxito del tratamiento será mayor.

La periodontitis al contrario que la gingivitis es irreversible pero tratable, y una vez estabilizada es posible devolver la estética y la armonía a la sonrisa del paciente mediante tratamientos de odontología estética.

Dentro de la periodoncia ocupa cada vez más relevancia el área de la cirugía mucogingival que trata la reposición de recesiones de encía mediante injertos.

Estos injertos de encía se obtienen de la zona palatina del propio paciente para facilitar su mimética e integración. Las áreas de encía a injertar pueden limitarse a un solo diente o a varios y la reposición se podrá conseguir total o parcial dependiendo del tipo de recesión a tratar. El origen de estas recesiones suele estar en malposiciones dentarias, gingivitis severas, maloclusiones y periodontitis.

El éxito del tratamiento de la periodontitis radica no solo en una buena praxis sino en un seguimiento periódico a posteriori ya que como enfermedad de evolución crónica que es su predictibilidad en el tiempo solo la podremos determinar con un seguimiento en clínica. Una vez tratada la periodontitis el paciente solo acudira a consulta para sesiones clínicas periódicas de mantenimiento de la enfermedad periodontal.

Requieren especial atención las encías en la mujer durante el embarazo. El cambio hormonal que se produce provoca el agravamiento de la encía si esta no está sana.  Esta gingivitis desemboca en la llamada periodontitis de la embarazada.

Estamos en constante seguimiento con todos los protocolos y recomendaciones de la American Academy of Periodontology  lo que nos permite ofrecer a nuestros pacientes los mejores resultados de tratamiento.