¿QUE ES LA ENDODONCIA?

La endodoncia es el tratamiento dental que permite la extirpación de la pulpa dental y su posterior relleno y sellado.

El motivo principal para llevar a cabo una endodoncia suele ser una caries profunda. Como el diente se compone de varias capas cuando la lesión cariosa llega a la pulpa el daño es irreversible y solo mediante la endodoncia podemos salvar la pieza de la extracción. En estos casos el  paciente puede referir sensibilidad al frio, al calor o molestias al masticar. Puede ser causado por un empaste filtrado. La sintomatología que puede aparecer es un flemón, en cuyo caso el paciente notara la cara inflamada o una fistula (bultito en la encia y que muchas veces termina supurando pus).

Otra razón por la que puede ser requerida hacer una endodoncia es en piezas que precisen grandes tallados para la colocación de coronas y puentes. Es importante realizar un buen diagnostico para descartar fisuras en las piezas o problemas endoperiodontales.

La endodoncia es un tratamiento indoloro ya que se realiza bajo anestesia local y que por lo general se realiza en una sola cita y se divide en varias fases:

  1. APERTURA: La primera fase consiste en  acceder a la cámara pulpar mediante un orificio y eliminar todo el tejido cariado.
  2. INSTRUMENTACION: Acto clínico de limpieza e irrigación de los conductos. La instrumentación se realiza con las llamadas limas de endodoncia siguiendo una secuencia ya que las propias limas vienen calibradas para ello.

Hoy en día trabajamos con limas manuales y con limas rotatorias.

Al realizar esta limpieza que consiste en eliminar los restos de pulpa y bacterias, pueden aparecer pequeñas obstrucciones o calcificaciones en los conductos para lo que son necesarios geles quelantes que ayuden a las limas a deslizarse por el conducto. Durante este proceso  puede ser necesario realizar rx de control para verificar los conductos y que estamos trabajando a la profundidad deseada

3.OBTURACION DE CONDUCTOS: Una vez terminada la fase de instrumentación se realiza el   sellado de los conductos mediante la obturación de estos con unos conos alargados de   gutapercha (sustancia gomosa derivada del caucho) que se compactan. Si no se realizara   este sellado los fluidos de los tejidos circundantes podrían rellenar los conductos     favoreciendo la aparición de bacterias.

Así quedara terminado el tratamiento de endodoncia y solo faltaría rellenar la apertura que se hizo de acceso a la cámara pulpar con una restauración directa o indirecta. En ocasiones el profesional puede determinar que dicha pieza sea cubierta por una corona de porcelana  para aportar mayor rigidez estructural al diente reconstruido.

Un diente endodonciado requiere los mismos cuidados de higiene y prevención que cualquier otra pieza de la boca, siendo necesario también realizar revisiones periódicas tanto de la restauración como del sellado de las raíces mediando un control radiográfico.

Con el tiempo puede ser necesario un tratamiento de reendodoncia si en alguna revisión se detecta algún tipo de filtración en el relleno de gutaperchas. El éxito de la reendodoncia radica en un minucioso diagnostico ya que hay que descartar fisuras verticales o que por filtración de caries la reconstrucción de la pieza sea inviable. En estos casos estaría contraindicado mantener el diente en boca y se debería proceder a la extracción.

El tratamiento de endodoncia siempre es realizado sobre dientes definitivos. Cuando una lesión cariosa afecta a la pulpa en dientes temporales hablamos de pulpectomia o pulpotomia


SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO