Avulsión Dental

Una avulsión dental es la caída de un diente temporal o definitivo debido a un traumatismo. Ocurre entre el 0,5 y 3% de los traumatismos, y es una de las pocas situaciones de verdadera urgencia en odontología, pues el pronóstico de ese diente depende de las pautas seguidas en el lugar del accidente y durante la primera hora después del mismo.

¿Cómo actuar en caso de una avulsión?

– En el caso de un niño lo primero será comprobar que el diente es permanente, pues los dientes de leche no se reimplantan.
– Buscar el diente y cogerlo por la corona (evitar tocar la raíz)
– Si está sucio lavarlo suavemente bajo un chorro de agua fría y reposicionarlo en su lugar en boca. Mantenerlo en posición mordiendo suavemente un pañuelo.
– Si no es posible reimplantarlo, guardarlo en un medio adecuado como puede ser un poco de leche, que es fácil de encontrar y por su composición de los más adecuados (evitar almacenarlo en agua!)
– Buscar atención dental cuanto antes.

 

 

PREGUNTA DEL MES

¿Cuál es el pronóstico de un diente reimplantado?

Un diente reimplantado correctamente y preferiblemente en los 30 primeros minutos después de la avulsión seguramente necesitará algún tratamiento adicional, como una endodoncia en diente adulto, o una revascularización o apicoformación en diente inmaduro en niños, sin embargo las probabilidades de supervivencia en boca a largo plazo serán altas, disminuyendo, eso sí, a medida que la reimplantación es más tardía o no se conserva el diente en el medio adecuado. De ahí la gran importancia de conocer y difundir las pautas de actuación en estos casos.

Dra. Carolina Martín Fernández
Endodoncia